Herramientas eléctricas

Nada como llegar a cualquier sitio y conectarse al enchufe de la pared para comenzar a trabajar. Esas labores domésticas que requieren un poco más de potencia del que tus músculos pueden dar, o aquella estación de la planta donde olvidaron poner una toma de aire se pueden solucionar tomando el cable y enchufarlo al contacto eléctrico. Un clásico nunca muere.